sábado, 26 de abril de 2008

Sonaly Tuesta: Conociendo el Perú y sus COSTUMBRES.

Desde hace casi una década Sonaly tenía claro lo que quería hacer: dar a conocer al Perú a través de sus fiestas, de su comida, de sus vivencias, de sus costumbres. Ahora, justamente es esto a lo que se dedica, semana tras semana: el Canal Nacional le dio ese espacio para difundir en señal abierta su programa Costumbres, que todos los lunes a las 7.00 PM nos hace viajar hacia una fiesta diferente en un pueblo diferente.

El logro para mantener el programa al aire casi sin variación conceptual durante estos 8 años, según Sonaly, se debe a la solidez de su proyecto inicial: Ella, junto con su esposo, había podido “plantearse un concepto, una idea y a partir de ahí seguir el proyecto”.

Al “focalizarnos en fiestas, nos convertimos en expertos en fiestas”, cuenta la viajera. En el año 2000 esto le dio una ventaja frente a otras opciones televisivas, principalmente por la carencia programas que se dediquen enteramente a difundir las celebraciones de los pueblos del país y un público ávido por conocer cómo son estas fiestas: cómo se visten, qué se come, cómo se llega al lugar.

Sin embargo, para Sonaly su entrada en la TV no fue ‘el sueño hecho realidad’, fue más bien un proceso de cambio personal y luchas internas, debido a que desde que salió de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Lima, se la tenía jurada: todo menos televisión. Su tirria por este Medio de Comunicación comenzó cuando se inscribió en un curso de reportajes y cada vez que le tocó estar frente a la cámara un incontrolable cosquilleo interno detenían cualquier intento de expresarse. Las cámaras no eran su mejor aliado.

Años después de esta experiencia, luego de haber pasado por tres diarios distintos y haber elaborado infructuosamente un suplemento impreso que buscaba “hablar del Perú a través de sus fiestas”; Sonaly comenzó a entender que el medio para lograr que su proyecto tenga una difusión masiva era la TV, “por eso comencé a tenerle menos miedo a la cámara”, dice. El fin justificaba el Medio. Por eso ahora, con orgullo, la viajera nos comenta: “lo que hemos hecho hasta hoy es ser leales a lo que creíamos al principio”.

Según Sonaly, uno de los fundamentos que mantiene el proyecto que dirige es que “creemos que todas las fiestas y todas las celebraciones son importantes. Tomamos las invitaciones de acuerdo a cuál llegue primero”. Anualmente, el equipo de dirección y producción se reúne para decidir qué pueblos visitarán durante ese año.

La conductora no teme que se terminen los lugares por visitar “el tema es inagotable, el Perú es más grande de lo que podamos imaginar”, pero en el caso de regresar a un mismo pueblo Sonaly puntualiza que “hay varias formas de contar la fiesta”.

Acompañemos a Sonaly en su próximo viaje… a levantar mochilas.

miércoles, 16 de abril de 2008

Restaurant "Las Delicias"

El nombre del restaurant lo llevaba bien puesto: “Las Delicias” fue el lugar elegido para el almuerzo de esta tarde (Miércoles 16 de abril).
Cuando continuábamos el debate comenzado en clase de Proyecto de Periodismo, sobre el futuro que nos depara la profesión que hemos escogido, el almuerzo no se hizo esperar y cortó toda intensión de retomar esta discusión. Cabe señalar que la atención en “Las Delicias” fue sumamente rápida.
Así, entre risas, conjeturas y conversaciones fatuas acabamos el menú al ritmo de una guitarra y un cajón que terminaron agestados porque nuestra economía solo nos permitió darle el gracias cuando pasó con su platito de ‘colaboraciones’, por nuestra mesa.
Otra vez, solo me queda decir: fue un almuerzo “Para el recuerdo”.

12 de abril: Feliz cumpleaños a mi


La celebración comenzó desde el día anterior: los fieles compañeros que viernes tras viernes nos reunimos enarbolando la consigna de nuestra recuperación emocional, pye de piña de por medio, cantaron al unísono el siempre recordado: “Cumpleaaaños feliz, cumpleaaaños feliz, cumpleaaañoss ….”.
El eco de ese primer festejo se repitió en mi nueva casa junto con la infaltable concurrencia familiar. Un adobo de cerdo con camote y arroz le dio ese toque de agasajo intimo a la ocasión.
Finalmente, despedí el ‘dia especial’ en el Chifa Hong Kon rodeado de mis amigos de la Iglesia, cuando todos ellos se acercaron a saludar por el cumpleaños de Angie, después de la medianoche. Matamos a dos pájaros de un solo tiro, yo terminé mi cumpleaños cuando ella comenzaba el suyo.
25 años . Un cumpleaños memorable que recibí un día antes y despedí un día después.

jueves, 10 de abril de 2008

Hazte una payasada

video
Si bien este improvisado video lo realizamos hace unos 6 meses en el contexto de la productiva e inefable clase de Reportaje de TV, vuelve a cobrar actualidad por dos razones:
1. Jamás estuvo a disposición del público en general.
2. Se percibe en algunos de los actores, la nostalgia de dejar la casa de estudios que nos acogió por más de 6 años (ver comentarios de la entrada "Para el recuerdo").
Disfruten la payasada...

miércoles, 9 de abril de 2008

Augusto Alvarez Rodrich

Director fundador del diario Perú 21. Se le encomendó la dirección de este diario desde que el Grupo de El Comercio se formuló el proyecto de crear este tabloide.
Estas son algunas de las reflexiones expuestas en el marco del Proyecto de Periodismo (2008 – 1) de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Diez pasos para formular un proyecto periodístico:

1. Idea de lo que queremos hacer: entender claramente el proyecto periodístico a desarrollar
2. Evaluar el mercado: La idea es que se debe tener un espacio en el mercado y un público a quién vender el producto.
→ Reflexión 1: El periodismo es un negocio: las personas que invierten su dinero buscan que el producto se venda. Algunas personas, han invertido su el negocio del periodismo para beneficiar sus otras empresas: estos proyectos duran el tiempo en que dura el beneficio de estos empresarios, después desaparecen.
3. Perfilar el producto: a través de focus groups e investigaciones testear cómo es que debe presentarse el producto.
4. Volver a presentar el diario al público (Seguir evaluando el mercado ): Es importante conseguir y mantener una buena circulación del diario.
→ Reflexión 2: “Los editoriales no son importantes”. Un diario tiene éxito cuando logra enviciar a la gente de las partes que compone. En este sentido, las secciones que más pueden beneficiar en la circulación del diario son las Amenidades, el Crucigrama, Zudoku, la sección de Deportes, Recetas para las amas de casa)
5. Páginas industriales: Elección entre las páginas a color y las que se impriman en B/N, tiraje, etc.
6. Temas financieros: Inversion, ‘cuándo comienzo a ganar y cuánto gano’. El periodismo en un negocio lento.
Reflexión 3: El diario Perú 21 recuperó su inversión en 3 años, que era el tiempo previsto antes de iniciar el proyecto.
7. EQUIPO: En Perú 21 se fue contratando poco a poco. Para contratar a las 65 personas con que se comenzó, la búsqueda principal fue mantener la pluralidad: tendencia sexual, tendencia política, gustos, etc.
→ Reflexión 4: Ventaja de Perú21: se trabajó el tomo 0 (cero) por tres meses. En esos 3 meses se preparó a todo el equipo para el ritmo de trabajo.
8. Fecha de salida. Definir una fecha de salida después que todas las otras variables (diseño, tendencia polítia, publico objetivo, etc.) ya hayan sido resueltas.
9. Negocio a mediano plazo. Este no es un negocio que madura y da frutos rápidos.
10. Ajustes: La idea que tuvimos en un principio puede ir variando, un proyecto periodístico no puede ser estático.


Cuando pasa lo mismo, sucede igual...

miércoles, 2 de abril de 2008

Para el recuerdo...



Las chicas de mi promoción tomaron la iniciativa de comprarse un helado, despues del almuerzo: los ricos tallarines verdes con pollo de la cafeta de Administración - PUCP.
Yo, por mi parte, había ido a recoger a mi antiguo inseparable par - hasta que terminó la carrera - Johann, en su visita por la universidad.
Después dejamos a las chicas y tomamos nuestro rumbo hacia un restaurant afuera de la universidad, lugar donde - solo por acompañarlo, que conste que fue solo por acompañarlo - me comí mi segundo almuerzo.
La tarde la terminamos en una memorable charla en Starbucks, acompañados de un café producido en Etiopía y un jugo de naranja.

Cuando pasa lo mismo, sucede igual...

viernes, 28 de marzo de 2008

Lo más cerca de RAMBO que pude estar (en mi viaje a Tingo María)


La mañana del Jueves Santo desperté ante el sonido de una voz marcial (por decirlo de alguna manera) en el bus que nos dirigía hacia Tingo María. Había un sujeto que, con rifle en mano, nos indicaba que había entrado a nuestro bus para cuidarnos de ‘los malos’ que podían interrumpir nuestro viaje para “robarnos, violarnos y hasta matarnos”.
Se presentó como un rondero de la zona y que, como tal, no recibía sueldo del Estado así que nos agradecería colaborar con él. Entonces, – rifle en mano – pasó asiento por asiento agradeciendo la colaboración voluntaria que le ofrecíamos.

En el valle del Huallaga

Al bajar del bus, en la ciudad de Tingo María un policía con cara de pocos amigos revisó toda nuestro equipaje de mano. Al salir del Terminal nos esperaba un contingente de policías ‘admiradores de RAMBO’: vestidos todos con traje para camuflarse en la guerra y con unas metralletas gigantes que solo había visto en las películas. Impacto visual.
Al salir hacia nuestra primera visita a la Cueva de las Lechuzas, los policías casi nos hacían la guardia. Durante nuestra caminata, un RAMBO (como llamaremos en adelante a estos policías armados hasta los dientes) nos escoltó. En la entrada a la cueva, dos de estos mantenían el orden.
Al día siguiente se repitió la misma historia: RAMBO a diestra, RAMBO a siniestra.

La seguridad que ofreció Tingo María para el grupo de amigos con el que fui realmente me impactó. Como mencioné párrafos arriba, en principio el impacto fue visual; sin embargo, poco después lo que más me impactaba era el grado de violencia que esa ciudad puede tener para que sean necesarios que tanto personal armado.
Es cierto, la droga que se produce en el valle del Huallaga no es poca cosa, pero ese primer acercamiento a los policías armados cual RAMBO III (la última de RAMBO no la he visto por eso no puedo dar fe de su equipo) tampoco lo es.

Quién sabe si cuando pase lo mismo, suceda igual…